Restauracion Pavimentos Hidraulicos - Mantenimiento de Pavimentos

Restauracion Pavimentos Hidraulicos

La baldosa hidráulica es una material producido y utilizado tradicionalmente desde finales del siglo XIX.

La baldosa hidráulica no está hecha de barro o adobe, ni cocidas, como las baldosas de cerámica. Como su nombre indica, estos suelos están hechos de cemento comprimido con prensas hidráulicas. Esto confiere una gran resistencia y solidez.

Además de su resistencia, estas baldosas tienen gran variedad de dibujos y colores que las hacen aptas para interiores y exteriores.

Son pavimentos que están de actualidad, que permiten una restauración por muy antiguo que sea la baldosa. Y combina perfectamente con otros materiales como el barro o la madera, dando un toque de modernidad.

El principal problema por el que nos consultan son las manchas que pueden aparecer como consecuencia de la humedad del soporte sobre el que está colocado. O por la pérdida de brillo de las baldosas. Estos problemas pueden resolverse sin duda, mediante una preparación de soporte y un tratamiento de sellado para que no se manche con facilidad el pavimento y recupere el brillo.

Consejos de Mantenimiento:

  • No utilizar cemento de juntas tintado para restaurar las juntas del pavimento, sino dejará manchas irreversibles en el pavimento.
  • En ningún caso utilizar ácidos para la limpieza de juntas o eliminar cemento del pavimento.
  • La limpieza debe ser mediante jabón neutro y agua. En ningún caso jabones ácidos o alcalinos.